¿Son tan peligrosas las sillas a favor de la marcha?

Mucho me escucháis y leéis que la forma segura de viajar es siempre a contramarcha, durante el máximo tiempo que sea posible… 

Las sillas a favor de la marcha, ¿Son tan peligrosas? Hoy vengo a hablar sobre un artículo publicado en la web de la OCU que puedes leer aquí. Es del año 2016, pero puesto que las estadísticas de niños fallecidos y lesionados sólo ha mejorado ligeramente, creo que es importante hacer alguna aclaración.

 

Antes de meterme a analizar el artículo, conviene hacer un par de aclaraciones. La mayoría de los niños menores de 4 años y con peso superior a entre 9 y 13 kg, viajan en sillas a favor de la marcha con arnés de 5 puntos o con escudo, cuando lo recomendable es que se alargue la contramarcha el máximo tiempo posible, pero como mínimo hasta los cuatro años.

Por lo tanto en niños que no podrían ir a contramarcha porque han agotado posibilidades por peso o por altura, lo adecuado es utilizar una silla a favor de la marcha pero con buen guiado de cinturón en crestas iliacas y clávicula.

Analizando el artículo.

En este artículo viene a decir, citando las estadísticas de la DGT, que yendo la gran mayoría de los niños menores de 4 años en sillas a favor de la marcha la estadística no es nada alarmante para todos los fallecidos de todos los grupos de edades que hubo en el año 2015. Dejando leer entre líneas que si fueran tan peligrosas morirían muchos más niños.

Cabe destacar que los datos de niños fallecidos en Noruega en el mismo año fue de 0. NINGÚN NIÑO FALLECIÓ EN ACCIDENTE DE TRÁFICO.

En los países nórdicos el 95 % de los niños viajan a contramarcha, ¿tendrá algo que ver?

Voy a hacer un análisis sobre estas estadísticas, valorando lo que dice el informe de la dgt de datos de siniestralidad de 2015 que os podéis descargar aquí.

Os ahorro el trago si no queréis leer todo el tocho y os remito a la página 10 del documento. Copio y pego literalmente:

En relación al uso de sistemas de retención infantil, en niños menores de 12 años que viajaban en turismos y furgonetas, 4 de los 13 niños fallecidos no los utilizaban, ni tampoco los usaban 8 de los 74 heridos hospitalizados, ni 84 de los 2.955 heridos no hospitalizados

Fuente: DGT

Primero: de los fallecidos 9 sí que iban en sistema de retención infantil, y sin embargo murieron.

Segundo: de los heridos hospitalizados, 66 niños sí llevaban sistema de retención infantil, y a pesar de eso sufrieron lesiones probablemente graves. (En las estadísticas no se refleja las secuelas que les quedan a esos niños)

Tercero: de los heridos NO hospitalizados, 2871 peques sí que iban en sistemas de retención infantil y aun así sufrieron lesiones.

No es lo mismo retener que proteger.

Las sillas de coche son un elemento que debería proporcionar la máxima seguridad a nuestros peques, el objetivo no es evitar fallecimientos, sino cualquier tipo de lesión.

Necesitamos sistemas de retención infantil eficaces, que se reduzcan al mínimo las lesiones, y en el caso de las sillas a contramarcha, que en caso de un impacto, ya sea frontal, lateral o por alcance, el niño ni se despeine. Es decir, que no solo sea una silla a contramarcha, sino que cuente con todos los elementos antirretroceso y con sello plustest.

Conclusión:

Así que no, para los accidentes que hay, los fallecidos que hay y el número de peques que fallecen en accidentes de tráfico, la cifra sí es alarmante y eso hay que cambiarlo.

Si necesitas asesoramiento para elegir el sistema de retención infantil que mejor se adapte a tu bebé o niñ@, no te conformes con que sólo esté homologado, sino que además sea seguro.

Comentarios

Deja una respuesta