¿Por qué ir a contramarcha?

Existe la creencia popular, de que los peques, una vez agotan el grupo 0, también conocido como «cuco», «huevo» o «maxicosi», hay que cambiarles de silla poniéndolos en otra a favor de la marcha, pero ¿Por qué ir a contramarcha?.

 

 

Vale, aquí tenemos un problema: hasta los 15 kilos, los niños no pueden ir en sillas a favor de la marcha sujetos con cinturón, así que la opción es ir en sillas afm en las que los peque van sujetos con arnés de 5 puntos o en sillas afm con «escudo».

Estamos hablando de niños muy pequeños, algunos incluso menores de un año que van a favor de la marcha por la prisa (o la desinformación) de los padres de cambiarlos de silla. Qué ocurre aquí:
Hasta como mínimo los 4 años, la musculatura del cuello no está suficientemente desarrollada como para soportar el peso de la cabeza y a su vez, el peso de la cabeza con respecto al cuerpo de un niño pequeño es desproporcionado. Hablamos de una cuarta o quinta parte del peso total del cuerpo.

Aquí no mandan las opiniones, manda la física.


En un impacto, en el que la cabeza sigue con la misma inercia que lleva el coche, estamos hablando de que en velocidades nimias, de 50km/h, el peso de la cabeza se quintuplica, y a ese peso, con la fuerza que sale despedido se le suma la fuerza de tracción que ejerce el arnés de 5 puntos contra la silla (Son dos fuerzas en sentido contrario).

Esto produce un estiramiento del cuello que si lo tradujéramos a peso equivaldría a unos 250kg (2500N). Eso es mucho peso para que lo aguante el cuello de tu peque. (Y estamos hablando de 50 km/hora, lo que andamos en ciudad, ya ni hablo de velocidades superiores)

Lo máximo que se ha medido en una silla a contramarcha son 60 kg (600N)

Sabemos que esto es así, no lo digo yo, lo dicen las leyes de la física, lo dice la ley de la inercia de Newton, lo dice la biomecánica.
Entonces, ¿qué debemos hacer cuando nuestr@ peque agote el grupo 0?

Pues buscar una silla que siga dando el máximo tiempo a contramarcha (¿hasta los 4 años?, no, ese es el mínimo), con sello plus test  y que además se ajuste a las condiciones de nuestro coche, y las condiciones físicas de nuestro peque.
Puedes tener más información consultando la página A contramarchacom y el blog de Jesús Rodríguez Sánchez Seguridad vial en Familia.

Busca un centro especializado en sistemas de retención infantil, donde apliquen principio #API.

Comentarios

Deja una respuesta