Porteo ergonómico

Hace unos años que en la cultura occidental, el porteo ergonómico se ha ido integrando en la crianza de muchos niños y niñas del mundo, sin embargo es una costumbre ancestral.

Desde hace muchísimo  tiempo, el porteo ha sido tradición en muchas culturas del planeta, y hemos aprendido muchísimo de esas culturas para aplicarlo a la vida moderna.

El porteo ergonómico, no solo tiene un componente práctico, ya que te permite tener a tu bebé atendido mientras tienes la manos libres, sino que tiene muchísimos beneficios, tanto a nivel físico como a nivel emocional.

A grandes rasgos, el porteo ergonómico favorece al bebé en distintos aspectos, como son:

  • Favorece el desarrollo correcto de la articulación de la cadera.
  • Mejora los síntomas del cólico del lactante.
  • Ayuda a implantar la lactancia materna exclusiva.
  • Mejora la digestión.
  • Aumenta la calidad del sueño.

Los niños y niñas están, más tranquilos, lloran menos y se sienten más seguros y atendidos, y eso en definitiva, da como resultado bebés y padres y madres felices.